Guadalcanal vive una noche mágica gracias a Sus Majestades de Oriente

07/01/2020

82048027_2726876284025025_61412563808640040

Y la magia se hizo presente un año más. No importa que el tiempo pase, cuando el niño que hay en nosotros se niega a abandonarnos. Con la misma ilusión de cuando fueron niños, los guadalcanalenses volvieron a disfrutar de una nueva noche de reyes. Lo hicieron a título propio o acompañando a sus pequeños, pero lo hicieron. Y es que un día como este no entiende de edades. Una vez más la Asociación Pro Cabalgata de Reyes Magos mostró su buen hacer y regaló una noche fantástica. Una noche, ademas, bendecida por cielos rasos y una luna llena de fuerza. Si el pasado año se presentaba la novedad del Heraldo Real, para este 2020 el estreno ha sido el de la estrella de la ilusión. Una estrella que además ha estrenado a su vez carroza. La misma, con un oso polar presidiendo la escena invitaba a derretir el frío hielo con el calor humano e infantil que tuvo el desfile durante toda la noche. Pasadas las cinco de la tarde, en la Plaza de España sonaba música mientras se esperaba la llegada de las carrozas, tiradas por tractores. Una vez se hicieron presentes estas, apareció por el balcón del Ayuntamiento de Guadalcanal la Estrella de la Ilusión, quien precedió a Sus Majestades los Reyes Magos, quienes asomaron a continuación para regalar a los presentes oro, incienso y mirra.
Tras este momento, y la suelta de una paloma y numerosos globos blancos y dorados, los Reyes Magos bajaron del balcón y se subieron a sus correspondientes carrozas, desde las que tiraron caramelos, juguetes, chucherías y balones. Comenzó entonces el recorrido por las distintas calles del pueblo, en cada una de las cuales, una legión de fieles les esperaban para ser endecidos con su presencia y ansiando coger todo aquello que los Reyes regalaban. Tal y como estaba previsto, se produjo el lanzamiento de fuegos artificiales y se dejó volar la imaginación para esperar los esperados regalos al pie de cada cama o cada arbol.

Los Reyes Magos brillaron con luz propia.

La Cabalgata de 2020 será recordada por siempre como aquella de bellos estrenos y magia a raudales, aunque también lo serán por brillar con luz propia. Y es que durante tres horas Guadalcanal sufrió un corte del suministro a causa de una avería, en ningún caso achacable a organización ni ayuntamiento, sino a la empresa suministradora, pero que sirvió para reafirmar, más si cabe, la magia de estos reyes que, como decimos, brillaron, más que nunca, con luz propia.

 

Redacción Guadalcanal Información.

Guadalcanal Información