2.jpg

Los pueblos de la Sierra Morena de Sevilla piden acceder al agua reservada al resto de la provincia

#Alcaldia #Ciudadanía #Servicio Publico 14/02/2018

Los alcaldes de la Sierra Morena Sevillana, entre ellos, claro está el Alcalde de Guadalcanal, Manuel Casaus, se han dirigido en una carta al presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG),Antonio Carlos Ramón Guinea, en la que solicitan la creación de una mesa de coordinación con los ayuntamientos y la Diputación para consensuar las inversiones necesarias para que todos los municipios de la comarca se conecten a alguno de los embalses que ahora garantizan el suministro de agua a 1,5 millones de personas en la provincia y a extensas zonas de riego.

Se da la paradoja de que los pueblos más cercanos a esas reservas no tienen acceso a las mismas, sino que al contrario, la mayoría sufre falta de recursos hídricos, problemas de gestión e infraestructuras. Para paliarlos, la Diputación ha diseñado un plan para conectar estos núcleos con el embalse del Pintado, que se usa solo para riego, pero se necesitarían, entre otras cosas, varias conducciones y la construcción de una potabilizadora o Estación de Tratamiento e Agua Potable.

Para llevar a cabo esta labor es necesaria la coordinación y el apoyo de la CHG o financiación del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, del que depende.

La carta ha sido firmada los alcaldes de Alanís, Almadén de la Plata, Constantina, Guadalcanal, Las Navas de la Concepción, El Pedroso, La Puebla de los Infantes, El Real de la Jara, San Nicolás del Puerto y el de Cazalla, Sotero Martín, quien preside la Mancomunidad de Municipios de la Sierra Morena de Sevilla, que también apoya la iniciativa.

La misiva se ha hecho pública después de que el pasado 26 de enero se celebrara una reunión de los alcaldes con la diputada de Servicios Públicos Supramunicipales de la Diputación, Trinidad Argota, y técnicos del área, en la que se visitó la citada presa del Pintado.

Según datos de la Diputación, los municipios con mayores problemas de abastecimiento (por falta de recursos hídricos, infraestructuras y de gestión) son Alanís, Guadalcanal y Las Navas. Almadén también tiene riesgo de escasez de agua, mientras que Cazalla y San Nicolás necesitan mejorar las infraestructuras y la gestión.

Además de los problemas con el agua potable, los alcaldes recuerdan a la CHG que el 97% de los suelos que se cultivan en la comarca son de secano, cuando el regadío es mucho más productivo y genera más jornales de trabajo en una zona en al que el nivel de renta está por debajo de la media provincial (en torno a un 20% menos, según destacan) y es esta zona de Sevilla la que más está sufriendo por la despoblación, con un 13% menos de habitantes entre 2001 y 2017.

“El agua no sólo es un derecho humano, sino un motor de desarrollo y dinamización económica, que podría impulsar proyectos en la zona”, apostillan.